revisiones dentales

Revisiones dentales: la importancia de que sean periódicas

¿Te haces revisiones dentales periódicamente? Si la respuesta es afirmativa, estás haciendo lo correcto; si no, te aconsejamos que sigas leyendo este artículo. Ir al dentista con cierta frecuencia es fundamental para evitar que surjan problemas y que haya mayores complicaciones.

De hecho, mucha gente piensa que los problemas dentales vienen con la edad y que son inevitables en una persona mayor. Sin embargo, lo cierto es que estos problemas normalmente se han ido formando con el tiempo. ¿Cómo puedes evitarlos? Te lo explicamos.

¿Por qué debes hacerte revisiones dentales periódicamente?

Hay tres motivos por los que no deberías faltar a tus revisiones:

  1. Prevención: algunos problemas no avisan. Las caries, por ejemplo, aparecen sin que lo notes y van creciendo sin que lo percibas. La idea de hacerte revisiones periódicas es evitar precisamente que aparezcan. Lo conseguirás aplicando ciertos cuidados y medidas preventivas que te recomendará tu odontólogo.
  2. Evitar el daño al diente: con estos cuidados preventivos consigues evitar que llegue a haber un problema. De esta forma evitas daños en el esmalte y otros problemas que podrían ocasionarte dolor y molestias.
  3. Ahorro de tiempo y dinero: a raíz del punto anterior, también podemos decir que, al evitar el problema, te vas a ahorrar muchas intervenciones que de otra forma serían necesarias. Por este motivo, no faltar a tus revisiones dentales puede traducirse directamente en un ahorro económico y de tiempo.

¿Cada cuánto debes hacerte revisiones dentales?

Deberías acudir a tu dentista como mínimo una vez al año. No obstante, esto no es exacto. Todo depende de cómo sea tu salud bucal y de la tendencia que tengas a ciertos problemas. En cualquier caso, tu odontólogo puede indicarte la frecuencia que más conveniente.

Sigue buenos hábitos para mantener tu salud bucal

Además de hacerte las revisiones pertinentes, no descuides algunos hábitos que puedes mantener en casa. Nos referimos sobre todo a seguir una alimentación saludable y llevar una buena higiene, lo que implica cepillarse los dientes dos o tres veces al día y el uso de enjuague e hilo dental.

De esta forma evitas que las bacterias se acumulen en tu esmalte y también previenes la aparición de caries.

¿Sueles acudir a tu dentista de forma periódica? Ya has visto que tienes varios motivos para hacerlo. Contacta con Clínica Jané y nos ocuparemos de tus revisiones dentales.

No Comments

Post A Comment