UN CASO DE SONRISA GINGIVAL


ANTES

La sonrisa gingival, o lo que es lo mismo: exponer más de 4 milímetros de encía al sonreír, es poco estético. Un tratamiento de encías y de carillas hizo que Susana dejase de forzar el labio al sonreír y que por fin pudiese sonreir agusto.

DESPUÉS

Un tratamiento con carillas nos permite resolver un caso de sonrisa gingival

¿Quiere saber más sobre las carillas?

No Comments

Post A Comment