Odontología conservadora y mínimamente invasiva

El reto de mantener intacta la naturaleza de los dientes

¿Qué es la odontología mínimamente invasiva?

Practicamos una odontología mínimamente invasiva mediante el uso de materiales y técnicas que nos permiten unos tratamientos con un mínimo coste biológico. Es decir añadir materiales al diente sin tocar el tejido sano

¿Qué es el coste biológico?

El enfoque clásico de la odontología para la reposición de un diente en mal estado supone la reducción del diente y la colocación de una corona protésica. Esto supone un coste biológico alto, es decir la cantidad de tejido dentario sano que debemos eliminar para reponer con un material artificial es grande.

¿Qué son las técnicas adhesivas?

El esmalte tiene la propiedad de ser grabado, es decir de poder conseguir una superficie rugosa que hace que los materiales sintéticos se adhieran a él. Esta propiedad permite adherir materiales de manera conservadora evitando procesos que destruyen el diente sano. A esto se le llama adhesión y es la base del uso de materiales estéticos sin metal.

¿QUIERE CONOCER ALGUNO DE NUESTROS TRATAMIENTOS CONSERVADORES?

La estética o el arte del mimetismo y de la integración. Es la preservación de la naturaleza y de la salud, de la visión objetiva, subjetiva y emocional de una sonrisa. Incluye la visión de labios, encías y dientes integrados en la imagen del paciente.

LA ESTÉTICA, O LA RESTAURACIÓN DE LO QUE FUE UNA SONRISA BONITA Y EL TIEMPO O LAS CIRCUNSTANCIAS DETERIORARON.

Una sonrisa, algo tan simple y tan complejo a la vez. Tan fácil de hacer y tan difícil de explicar. El movimiento de múltiples músculos que habla de nuestra emotividad, de nuestro estado de ánimo y de nuestros sentimientos. Cariño, comprensión, complicidad o un simple “buenos días” sin decir nada, solo sonreír. Labios, encías y dientes en un equilibrio harmónico. Una harmonía que habla de nosotros. De cómo y quienes somos.