Las carillas de porcelana proporcionan una sonrisa natural

Las carillas se colocan cuando se quiere recrear el aspecto natural de los dientes, al tiempo que proporcionan fuerza y resistencia comparable al esmalte del diente natural.

Unos dientes mal alineados, oscuros, estropeados o simplemente envejecidos, pueden suponer un problema estético para nuestra autoconfianza al sonreír.

Tenemos soluciones para esta problemática: El blanqueamiento dental y la ortodoncia, son unos, pero muchas veces y por diversas razones, el esmalte ha perdido su belleza inicial, con lo cual las carillas de porcelana pueden ser el tratamiento ideal.

¿QUÉ SON LAS CARILLAS DE PORCELANA?

Las carillas de porcelana, son finísimos laminados cerámicos de no más de medio milímetro de espesor, que se colocan sobre los dientes con una mínima preparación de los mismos. Con una técnica cuidadosa se evita la retracción de las encías y los resultados estéticos y funcionales son óptimos a largo plazo, permitiéndonos comer y sonreír con confianza.

La técnica para la confección de cada carilla, es precisa y sofisticada. Unos técnicos especializados confeccionan cada una de estas carillas como un jarrón precioso individual e irrepetible.

¿SE HA DE DESGASTAR EL DIENTE?

Cada caso es diferente, cada paciente es único. Pero en un principio lo que se hace es sustituir el esmalte oscurecido o dañado sin tocar el esmalte sano. El grosor promedio de una carilla es de entre 0,3 y 0,5mm, lo que se puede conseguir sin tocar el esmalte.En un principio estos implantes eran de titanio comercialmente puro y de superficie lisa, desde finales de los años sesenta se inició la era de los tratamientos de superficie en los implantes que tiene por objetivo el aumentar el área de contacto entre el hueso y el implante acelerando la oseointegración y disminuyendo el tiempo de espera para la corona.

¿PUEDEN CAUSAR PROBLEMAS?

Las carillas, al igual que un diente natural pueden fracturarse, es improbable pero si sucede se pueden sustituir individualmente. Es excepcional que se despeguen, no dan sensibilidad, no limitan los alimentos que podemos comer, no se tiñen y no necesitan más mantenimiento que el diente natural.

¿QUÉ PACIENTES SON CANDIDATOS PARA LLEVAR CARILLAS?

Aquellos con los dientes mal puestos que no están dispuestos a llevar ortodoncia y quieren una solución estética
Quienes tienen los dientes envejecidos y desgastados que quieren rejuvenecer su sonrisa
Pacientes con dientes estropeados o tratamientos poco afortunados de aspecto descuidado que querrían una sonrisa bonita
Jóvenes que el tabaco, los hábitos y el desgaste han estropeado los dientes. Quieren una sonrisa adecuada para su edad
Personas que de niños tomaron antibióticos tipo tetraciclinas que les dejaron los dientes grises y muchas veces a estrias.
Y todos aquellos que quieren una sonrisa bonita…

CORONAS Y PUENTES

La solución ante la pérdida de un diente, ha sido clásicamente la colocación de un puente.

Esto que es sencillo y predecible, supone un coste biológico para los dientes sanos importante. Por lo que el tratamiento de elección se ha convertido en un implante.