desgaste dental

Desgaste dental en personas jóvenes: por qué se produce y cómo combatirlo

El desgaste dental afecta a aproximadamente la mitad de la población; sin embargo, lo cierto es que siempre suele asociarse con personas mayores. En el artículo de hoy queremos hacerte ver que también hay factores que pueden ocasionar este desgaste en gente joven.

¿Por qué se produce el desgaste dental en personas jóvenes?

El desgaste dental es problemático no solo por su efecto a nivel estético, sino también porque puede llegar a causar daños mayores. Las personas con el esmalte dental desgastado tienen una mayor sensibilidad, pero también más posibilidades de que sus dientes se rompan.

Pero ¿qué factores provocan este desgaste dental?

  • Roce constante, como el ocasionado por el bruxismo. El bruxismo consiste en apretar la mandíbula y hacer rechinar los dientes, y es algo que suele ocurrir debido al estrés. Este hábito causa un desgaste mucho más acelerado que el que podría darse por el simple proceso de envejecimiento. Por eso, y de esto te hablaremos más adelante, a veces la solución es tratar este problema para evitar los daños en el esmalte.
  • Consumo de alimentos y bebidas ácidos. Las bebidas gaseosas, bebidas energéticas y frutas como el limón y el kiwi son ejemplos de este tipo de productos. Son muy ácidas y su consumo constante puede causar una erosión en los dientes.
  • Jugos gástricos. Las personas con acidez o que padecen vómitos de forma habitual también percibirán que su esmalte se desgasta más rápido. Por eso el desgaste dental es uno de los síntomas de la bulimia.
  • Errores al cepillar los dientes. Usar un cepillo de dientes con cuerdas demasiado gruesas contribuye a dañar el esmalte, pero no es el único factor a tener en cuenta. Si has consumido un alimento ácido, nunca laves tus dientes inmediatamente después. Lo que conseguirás es añadir fricción y contribuirás a esa erosión que estás intentando evitar.

Pero ¿qué puedes hacer para combatir el desgaste dental?

En algunos casos, la solución pasa por combatir el factor que daña el esmalte. Si el origen está en un problema de estómago, lo lógico será tratarlo en primer lugar; si está en una mala alimentación, lo ideal es mejorar tu dieta. En el caso del bruxismo, existen placas de descarga para evitar esa presión en la mandíbula y en los dientes. Si es tu caso, puedes visitarnos en nuestra clínica y te ofreceremos una solución a medida.

Pero ¿qué hacer si tu dentadura ya está desgastada? En ese caso, el siguiente paso es restaurar ese esmalte que ya ha sido dañado. Las carillas dentales nos permitirán no solo mejorar el aspecto de tu dentadura, sino también reducir la sensibilidad y proteger los dientes.

Ya sabes a qué se debe el desgaste dental y qué podemos hacer para solucionarlo. Contacta con Clínica Jané y te ofreceremos una solución adaptada a tus necesidades.

No Comments

Post A Comment