carillas dentales clinica jane

Carillas dentales: Qué debemos saber

Es habitual que los pacientes acudan a nuestra consulta con el deseo de una sonrisa sana y bonita. Una de las opciones más estéticas y conservadoras con nuestra boca son las carillas dentales de cerámica o laminados cerámicos. Hoy vamos a explicar qué son y qué debemos saber sobre las carillas dentales.

¿Qué son las carillas dentales?
La longevidad de la vida, hace que un cuerpo sano pueda presentar una sonrisa poco acorde a la edad y vitalidad. Dientes oscurecidos, fracturados, desgastados o simplemente poco estéticos, pueden ser corregidos sin tener que reducir el esmalte sano. Este procedimiento se consigue gracias a las carillas dentales, unas finas laminas de cerámica de entre 0.3 y 0.9 milímetros, que adheridas sobre la “cara” del diente visible, (de ahí su nombre de carillas) modifican la forma y el color del diente, dándole la estética deseada y la resistencia necesaria.
Así, de una manera fácil, no quirúrgica y conservadora con el diente podemos corregir el aspecto de una sonrisa.

¿Es posible lograr un aspecto natural?
Para entender por qué una carilla tiene aspecto natural o no, hemos de entender lo que es la translucidez y diferenciarlo de transparencia, ambos antagonistas de la opacidad. No importa cuan blanco es un diente para tener un aspecto natural sino la translucidez que tiene (o la capacidad de transformar la luz cuando pasa a su través). Es decir; la translucidez le da la naturalidad a un diente. Es por esta razón que las carillas cerámicas son tan estéticas, porque son translúcidas.
Pero a la vez, conseguir cambiar el color cuando se usa un material translúcido es técnicamente muy difícil. Por eso el tratamiento de carillas es un tratamiento muy técnicamente difícil que solo se debe hacer si se tiene un técnico de muy alto nivel que las pueda hacer.
Si decide hacerse unas carillas, que sea con alguien con experiencia o no se las haga. Evite problemas.

¿Son agresivas?
Un grosor tan fino (menos de un milímetro) hace que no sean para nada agresivas para el diente. A esto, técnicamente se le llama Carillas no prep o lo que es lo mismo; sin tocar su diente.
En cualquier caso, el diente recupera su dureza y elasticidad al adherir el laminado incrementando sus propiedades.

¿Carillas de porcelana o carillas de composite?
La porcelana es un material noble no poroso, sin agua y sin cambios de volumen durante su confección, lo que hace que sea el material ideal para reponer el esmalte. Así es el material ideal para hacer carillas.
Mientras que el composite es una resina porosa, con agua y con contracción y expansión y por lo tanto se teñirá en boca y tendrá mantenimiento, además de ser menos estético. Siendo un tratamiento más económico, se considera de menos predictibilidad a largo plazo.
Si decide hacerse un tratamiento estético, recurra al mejor material.

¿Carillas o coronas?
Otra pregunta frecuente entre los pacientes es si es mejor el laminado (carillas) o las coronas. Esto dependerá del diagnóstico de cada caso, pero hemos de tener en cuenta que usar coronas es más agresivo porque es necesario reducir más el diente.
Siempre que se pueda, es más conservador un tratamiento de carillas.

¿Tiene beneficios poner carillas en unos dientes sanos?
En algunos casos, las carillas se ponen en dientes sanos por motivos estéticos. Pero ¿cuáles son sus beneficios en estos casos? Lo primero que hemos de decir es que harán ganar dureza a tus dientes. Además, estos tendrán un aspecto más saludable y les quitarás años visualmente.
Todo ello hará no solo que tus dientes sean más duros, sino que también te sentirás mejor con el aspecto de tu boca y aumentarás tu autoestima.

¿Por qué hay tanta variación de precio entre diferentes técnicas?
Las carillas dentales se consideran un tratamiento técnico sensible. Esto significa que depende mucho de qué técnico las haga y un técnico experto es caro.
Puede decidir no hacerse las carillas dentales, pero si se las hace el precio no debe de ser un factor decisorio. Lo barato puede salir muy caro.

¿Cuánto duran las carillas?
Salvo por accidente, si utilizamos una placa de descarga que las proteja del apretamiento por la noche, las expectativas de duración de unas carillas dentales van entre 10 y 15 años, y normalmente reponerlas se hace por motivos estéticos. Hemos envejecido, la boca ha cambiado y la carilla permanece idéntica. Esto da un aspecto poco estético.

Como resumen podríamos decir que las carillas dentales son un tratamiento estético, conservador, protector del diente, predecible, longevo y técnicamente sensible, muy aconsejable en personas adultas que quieren mejorar su sonrisa.

No Comments

Post A Comment